Los accionistas de Billabong han aceptado finalmente que la marca de surf cambie de dueño, rindiéndose a la oferta de compra de Boardriders, el grupo propietario de marcas como Quiksilver o Roxy.

Para asegurarse el favor de los accionistas, Boardriders, que se enfrentó a la oposición de accionistas de referencia, elevó su oferta de 1 dólar por acción a 1,05 dólares por acción horas antes de que se celebrara la Junta de Accionistas en la sede central de Billabong.

En una comunicación al reguladores de mercados australiano (ASX), Billabong dijo que el 85.87 por ciento de sus accionistas con derecho a voto había participado en la decisión, el 95 por ciento de los cuales votó a favor de la oferta mejorada.

El 95 por ciento de los accionistas de Billabong aceptan la oferta de compra de Boardriders

La maniobra consiguió que el 75 por ciento de los tenedores de acciones de Billabong respaldaran la oferta de Boardriders, asegurándose el éxito de la transacción. Tras la votación, se pactó la venta de Billabong por 210 millones de dólares.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que Billabong recibe ofertas de compra. En 2012 la empresa de moda surfera empezó a tener problemas de caja, empezando a ser objeto de deseo para diversos actores tales como fondos de inversión entre los que se cuentan TPG y Bain Capital, empresas de la competencia o inversores privados.

En 2013 Billabong rechazó un paquete de rescate ofrecido por un consorcio liderado por la firma californiana de capital privado Altamont Capital Partners, tal y como recuerda la publicación australiana “AFJ’, aceptando finalmente un acuerdo de refinanciación con Centerbridge y Oaktree, que obtuvo una participación combinada del 40,8 por ciento en la compañía. También son prestamistas sénior del atribulado retailer.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO