Desde la llegada de la democratización a la moda, la industria pasó de realizar cuatro colecciones anuales a un alrededor de ocho o diez temporadas, abriendo paso a lo que se conoce en