La facturación de la industria de la confección de prendas de vestir se disparó un 10,1 por ciento, una cifra notoriamente superior al 1,4 por ciento de crecimiento interanual r