El gobierno etíope está aumentando el apoyo fiscal para atraer marcas extranjeras. Con salarios entre 8 y 10 veces más bajos que en China, Etiopía está siguiendo e

Etiopía se está convirtiendo rápidamente en el nuevo centro de la moda rápida. La mano de obra ultra barata, los incentivos impositivos, la corrupción escasa o nula